La castración de perros y gatos es la técnica de cirugía mediante la cual se extirpan los órganos sexuales esterilizándolos. Esto contribuye a reducir el número de animales abandonados y además conlleva una mejora de su salud.

¿Sabías qué hay estudios que han comprobado que los animales castrados aumentan su esperanza de vida? Sigue leyendo si quieres saber más. 👇👇👇

¿Qué es la castración de perros y gatos?

La castración en perros y gatos es la extirpación de las gónadas sexuales. Al extraer los órganos sexuales conseguimos la esterilización de la mascota, impidiendo con ésta la reproducción, además de reducir consecuentemente la producción de hormonas sexuales. Todo esto conlleva numerosos beneficios para los perros y gatos, aunque también alguna desventaja que explicaremos a continuación.

El término médico utilizado para la esterilización en perros y gatos machos es orquiectomía y en hembras es ovariectomía si se extirpan los ovarios u ovariohisterectomía si además de extirpar los ovarios, se extrae también el útero

¿Por qué castrar a nuestras mascotas?

Todos los años se sacrifican innecesariamente un gran número de animales que no son adoptados. Castrar a nuestras mascotas es necesario sobre todo para evitar camadas indeseadas o sobrepoblación de mascotas, evitando así tener que recurrir a soluciones desagradables. Al someter a tu perrita o tu gatita a la esterilización quirúrgica, se contribuye a prevenir el nacimiento de cachorritos y gatitos no deseados.

No solo por esto. La castración conlleva una mejora de salud de nuestros compañeros perrunos o gatunos. ¿Sabías qué hay estudios que han comprobado que los animales castrados aumentan su esperanza de vida? Se reduce la probabilidad de desarrollar determinadas enfermedades así como conductas relacionadas con la reproducción incómodas para sus dueños.

En perros machos se eliminan patologías como tumores testiculares o enfermedades prostáticas, se suprimen problemas de territorialidad y agresividad, así como conductas de escapismo que pueden suceder al haber alguna perrita en el vecindario que pueda estar en celo provocando esta conducta en el perro. Pero sobre todo se contribuye al control de natalidad.

¿Cuándo castrar a nuestras mascotas?

En Vellcan Veterinarios recomendamos la castración de las hembras antes del primer celo o entre el primero y el segundo, sobre los 6 meses.

Una perra esterilizada antes del primer celo tiene una probabilidad de 0,5% de contraer cáncer de glándula mamaria, mientras que si lo hace después del segundo celo ese porcentaje se eleva a 8-26%. Además, en el caso de las gatas, el 80% de los tumores mamarios son malignos.

Por lo que la edad ideal es 6-9 meses, si está sano se podría realizar la castración a partir de los 4 meses pero no aconsejamos hacerlo tan temprano. En razas grandes, de más de 20kg, se recomienda la castración algo más tarde, entre los 11-12 meses.

No obstante, hacemos una evaluación previa y estimamos el momento adecuado para cada mascota individualmente

¿Cómo castrar a mi mascota?

Puedes pedir cita:

TELEFÓNICA en el 912004907 📞

WHATSHAPP al 722383312 📱

Procedimiento- técnicas de castración

La castración en perros, perras y gatas se hace bajo anestesia general. La castración a gatos, al ser menos invasiva, se hace bajo sedación.

Antes de la anestesia general se realiza un preoperatorio en el que se lleva a cabo un recuento de glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas así como una bioquímica en la que veremos la evaluación renal, hepática, etc. Se pide a los dueños que sus mascotas acudan en ayunas de 8 horas de sólidos y 4 horas de líquidos.

Castración en perras y gatas

La castración en hembras es un procedimiento muy habitual en Vellcan Veterinarios. Se lleva a cabo bajo anestesia general y se mantiene al animal monitorizado a lo largo de toda la intervención, con control continúo de frecuencia cardíaca, frecuencia respiratoria, oxigenación y dióxido de carbono.

Puede ser mediante ovariectomía o mediante ovariohisterectomía. En la ovariectomía se extirpan los ovarios y mediante la ovariohisterectomía se eliminan los ovarios y los cuernos uterinos.

Se lleva a cabo una técnica u otra dependiendo de factores como la edad, patologías uterinas previas que pueda haber padecido la mascota tales como piometra, metrorragia o hemometra entre otras, quistes uterinos o también en función de si ha tenido gestaciones previas. Si no se da ninguna de estas situaciones se aboga por una ovariectomía, ya que con ésta se reduce la aparición de posibles complicaciones derivadas de la manipulación del útero.

La ovariectomía tiene una desventaja. Al mantener el útero, con el paso del tiempo podría desarrollarse un tumor, pero esta desventaja es desdeñable ya que la probabilidad es muy baja (0,03% de que desarrolle tumor benigno o 0,003% maligno).

Siempre se hace un examen previo de la mascota para poder examinar, evaluar y decidir cuál es la mejor opción para tu animal de compañía. Tanto si se hace por laparoscopia como si no, es una cirugía mínimamente invasiva que deja una cicatriz muy pequeña.

Cicatriz de una gata tras castración por laparotomía realizada en nuestro quirófano por nuestra veterinaria experta en cirugía.
Cicatriz de una gata tras ovariectomía por laparotomía realizada en Vellcan.

Procedimiento en hembras

El procedimiento explicado resumidamente sería el siguiente: tras haberle puesto anestesia general a la paciente y estar totalmente dormida, se le intuba y monitoriza controlando en todo momento pulso, respiración y oxigenación. Se rasura la zona del abdomen dónde se va a trabajar y se limpia en campo quirúrgico con alcohol y Clorhexidina preparando así el campo quirúrgico estéril. Tras hacer una pequeña incisión con el bisturí e identificar los órganos, se extrae el ovario y su vascularización, para después ligarse, cortarse y sellarse con la pinza Ligasure. Se lleva a cabo el mismo procedimiento con el otro ovario. Al terminar se sutura la musculatura y finalmente la piel con puntos intradérmicos.

Imagen del quirófano durante una castración de una gata de 5 meses y medio de edad por nuestra veterinaria especializada en cirugía.
Quirófano de Vellcan: cirugía de castración a una gata de 5,5 meses.

Castración en perros y gatos

La castración en machos es una cirugía sencilla en la que se realiza una pequeña incisión a través de la cual se extrae el testículo y se realizan las ligaduras correspondientes.

Existen dos técnicas, orquiectomía abierta o cerrada.

En la orquiectomía cerrada se extraen los testículos sin abrir la túnica vaginal mientras que en el abordaje abierto hay que abrir la túnica vaginal antes de ligar los vasos y el conducto deferente. Se afirma que la orquiectomía cerrada es un procedimiento más seguro porque no hay una comunicación directa con el abdomen. Esto reduce el riesgo de infecciones ascendentes o de que se produzca una hernia de contenido abdominal.

A favor de la orquiectomía abierta se indica que tiene menos probabilidades de provocar hemorragias o hematomas escrotales, por lo que, como regla general, se suele recomendar la variante cerrada para perros pequeños y el abordaje abierto para perros más grandes.

Los puntos en perros son internos, no obstante nuestros veterinarios valorarán si es recomendable poner una campana o collar isabelino para que el perro no se chupe los puntos. En gatos macho no se ponen puntos, se deja la herida abierta al ser una incisión muy pequeña en la piel, en dos días estará cerrada. El mismo día de la cirugía la mascota puede irse a casa

¿Qué cuidados postoperatorios debo tener?

Previamente a la intervención, unos 30 minutos antes de realizar la incisión en la piel, se inyecta una dosis de antibiótico vía intravenosa quedando cubierto con esto tratamiento farmacológico para el postoperatorio.

Este protocolo se lleva a cabo en toda cirugía limpia, sin infección asociada.

Por lo que el tratamiento postquirúrgico a la castración de perros y gatos bastará con antiinflamatorios y curas de la herida. A los 7 días si está todo bien les damos el alta.

Ventajas de la castración en perros y gatos

La castración de nuestras mascotas tiene importantes beneficios para su calidad de vida así como para la de los animales en general ya que con el control de natalidad evitaremos sobrepoblación de mascotas y sacrificios innecesarios.

Con la castración en hembras se consigue:

  • Prevención de tumores mamarios. La probabilidad de tumores mamarios se reduce casi al 100% (99,8%).
  • Prevención de quistes ováricos.
  • Prevención de enfermedades que afectan al útero, como la piometra u otras infecciones del aparato reproductor.
  • Evitar alteraciones del comportamiento provocado por el celo, que se elimina con la castración.
  • Evitar otras molestias derivadas del celo como los sangrados.
  • Prevenir la aparición de “pseudogestaciones” o embarazos psicológicos y la alteración del comportamiento asociado a éste.
  • Evitar camadas indeseadas.

Con la castración en machos conseguimos:

  • Prevención tumor testicular.
  • Eliminación de las infecciones de próstata y prevención del cáncer.
  • Prevención de hiperplasia prostática benigna en machos.
  • Evitar cambios provocados por las hormonas sexuales: comportamientos como orinar para marcar territorio, fuga o itineración tras una posible hembra en celo, posibilidad de agresividad entre perros, reducir el comportamiento de monta.
  • Evitar gestaciones indeseadas.

Desventajas de la castración en perros y gatos

Las desventajas de castración:

  • Hay tumores que son más frecuentes en machos castrados, como el Osteosarcoma y el Hemangiosarcoma.
  • Si se realiza antes de los 5 meses de edad pueden desarrollar displasia de cadera.
  • Los machos pueden convertirse en perros atractivos para perros no castrados.
  • Si no se hace en el momento adecuado pueden frenar el crecimiento.
  • Tienen mayor riesgo de hipotiroidismo.
  • Pueden ser más propensos a engordar por lo que hay que tener más cuidado con la alimentación.
  • La castración de perros grandes de raza mixta antes de que alcancen la madurez sexual puede triplicar el riesgo de que padezcan enfermedad articular.

Las ventajas de la castración de perros y gatos ganan a las desventajas, siempre y cuando se hagan en el momento y la manera adecuada, contacta con Vellcan Veterinarios para cualquier duda que te pueda surgir.

Por Silvia

Un comentario en «Castración canina y felina»
  1. […] en el manejo quirúrgico: si tu gato tuviera que someterse a alguna cirugía, por ejemplo de castración, el exceso de grasa dificulta la administración de anestesias así como el manejo quirúrgico, […]

Los comentarios están cerrados.